Vivienda en Llavaneres

Vivienda con vistas al Mediterráneo, construida en CLT (madera contra laminada) y de consumo energético casi nulo, siguiendo el estándar Passivhaus.
Vivienda en Llavaneres

El proyecto se sitúa en Sant Andreu de Llavaneres, municipio del Maresme.

La parcela con desnivel, se conforma con distintos bancales a lo largo del terreno.
Está orientada al sureste, por lo que el proyecto se beneficia del aprovechamiento solar.

Programa

Dada la morfología del terreno, la vivienda se integra al entorno mediante la distribución del programa interior según los bancales existentes.
De este modo, el proyecto se desarrolla a partir de varios muros de contención y el programa de vivienda se distribuye en tres niveles. Distribuir el edificio en varias plantas, nos permite aumentar la superficie de la fachada sureste, aprovechándonos de la captación solar.

El primer nivel se destina a la zona de noche y se distribuye en dos franjas. En la franja con orientación al sureste se encuentran las tres habitaciones, mientras que la franja orientada a noreste, se alojan la escalera y los dos baños.

El segundo nivel es donde se ubica el programa de día, siguiendo el mismo patrón de franjas, en la orientación sureste, en un único espacio se distribuye el salón-
comedor-cocina. En la franja orientada al noreste hay el acceso a la vivienda, una habitación auxiliar, un baño de cortesía, y las escaleras que dan acceso al tercer nivel;
Donde se aloja el programa de garaje, sala de máquinas y almacenaje.

Vivienda en Llavaneres

Estrategias pasivas

Para el clima mediterráneo, y con el objetivo de conseguir un gran confort interior y un consumo de energía casi nulo, el proyecto cuenta, en fachada, con 15 cm de aislamiento por el exterior de fibra de madera con revestimiento en base de cal. En planta baja, la fachada se reviste de piedra natural, aportando inercia al cerramiento. En las cubiertas se instala 20 cm de aislamiento, éstas son ajardinadas para aislar térmica y acústicamente del exterior.

Parte de la estructura de CLT, se ha dejado vista, para beneficiarse de las propiedades higroscópicas de la madera.

Al distribuir la vivienda en dos plantas, conseguimos que todas las estancias estén orientadas al sureste, en invierno, el aporte de calefacción se hace a través del aprovechamiento solar.

Para el verano, el proyecto cuenta con el diseño de distintas protecciones solares para proteger la fachada de la incidencia solar. La ventilación natural cruzada en todas las estancias será una gran aliada para aumentar el confort en el periodo de verano.

También cuenta con un sistema de aprovechamiento de agua pluvial, para regar el jardín, y de aguas grises, para reutilizar el agua de duchas y lavabos para el llenado de cisternas.

Vivienda en Llavaneres